Celebrar
comentarios 2

Party en casa: diseñar una buena barra

Diseñar una barra de cocktails

Cinco elementos configuran el éxito de una fiesta: la música, la comida, la ambientación, los invitados y la barra. Prestá suficiente atención a cada uno de ellos y todas tus fiestas serán bien recordadas.

Aquí, los tips para pensar una buena barra para fiestas pequeñas o en casa:

1. Por lo general habrás notado que todas las barras se ubican en algún lateral del festejo. Esto es porque es un punto donde la gente tiende a acumularse. El lugar ideal es la cocina, si tenés una barra desayunadora o pasa platos, ¡bingo! Pero si vas a servir comida, en ese caso no querrás congestionar la circulación hacia la heladera/horno: una mesa en un lateral contra la pared es la mejor opción.

2. Sobre la mesa colocá hacia un lado la cristalería. En cuanto a la forma: si se sirve vino de buena etiqueta, la copa es imprescindible. Para champagne, flautas. Para el resto de los tragos, lo ideal es tener vasos largos (estilo highball/tumbler) y vasos cortos (los que usarías para una caipi o un negroni).  Si la fiesta es un poco más grande que tu stock de vasos, vale comprar vasos de plástico. Eso sí, regla de oro: que sean transparentes. Pero atención, a veces vale la pena estirarse un poco más y comprar unos vasos extra en un bazar (en Av. Jujuy al 1200-1300 tenés muchas opciones). Si te gusta ser anfitrión, verás que a la larga es más económico. Que los vasos nunca falten.

3. Hacia el otro costado de la mesa, poné todas las herramientas de coctelería: un jigger o vaso para medidas, sacacorchos y destapador (si son 2, mejor), el agitador, la cocktelera, pinzas y las guarniciones (rodajas de naranja y limón, menta, lima, frutillas, aceitunas, pieles de naranja y limón, tabasco, sal y azúcar, etc). Depende de la variedad de espirituosas que ofrezcas los tragos que serán posibles, y por tanto las guarniciones. Pero no seas tacaño/a: para que un cocktail se vea decente, tiene que tener su guarnición. Las guarniciones no son caras (solo lleva tiempo su preparación), y por lo general todo lo que sobra vas a poder usarlo al día siguiente. Prepará tuppers y andá renovando el stock sobre la mesa para que no se arruinen.

4. En el medio de la mesa van los licores y los mixers: soda, jugos y gaseosas (bebidas cola, tónicas, ginger ale). Los licores hacia atrás, contra la pared, y los mixers adelante. Si vas a preparar mixers especiales, etiquetalos. De noche, un jugo de pomelo y uno de naranja se ven iguales.

Homemade cocktails

Mi amiga Tofu, sirviendo tragos desde la cocina con style.

5. No te olvides del hielo. Lo es todo. No sólo para preparar tragos, también para enfriar bebidas. Si vas a ofrecer cervezas y gaseosas, la mejor forma de mantenerlas frías es en un balde con tres partes de hielo, una de agua y un puñadito de sal (súper truco: la sal hace que el hielo se derrita a una temperatura más baja que la del agua). Cuando prepares el balde (vale usar la bañadera también) llenalo de agua sólo hasta la mitad, para poder agregar luego las bebidas. Te sugiero que prepares esto al menos una hora antes de que comience la reunión. Podés ubicar ese balde al costado o debajo de la mesa de cocktails. El hielo para preparar tragos mantenelo en una cubeta de hielo por separado, sin agua ni sal, obviamente, y sobre la mesa.

6. Si no querés que la mesa sea un desastre en tan solo media hora, prepará el plan de contención de desechos: un tacho de basura visible, cerca de la barra, y un cartel que indique dónde se dejan los vasos «huérfanos» es todo lo que necesitas por lo general para organizar a tus invitados. Cada tanto retirá los vasos sucios. Si podés lavarlos en el momento (quizás algún amigo se ofrece de lavacopas) vas renovando el stock de vasos y/o te vas ahorrando trabajo para la mañana siguiente. El peor problema es realmente recolectarlos.

7. No te olvides del agua. El alcohol deshidrata, con sus conocidas consecuencias. No hay nada más desagradable que una casa arrasada por borrachos… que te recuerdo, luego tendrás que limpiar. Prepará una jarra con agua, unas rodajas de limón y hielo (para hacerla más tentadora) y procurá que no falten vasos limpios para mantenerse hidratados.

Los licores
Seguramente te estabas preguntando cuándo iba a hablar de cómo elegir los licores. La selección depende mucho del estilo de la fiesta y la edad de los invitados. Por lo general, los sub-28 prefieren cerveza y tragos sencillos a base de fernet y vodka. De ahí para arriba, ganan los aperitivos y los cocktails clásicos, desde un margarita a un campari con naranja, pasando por un negroni o un gin tonic: tragos sencillos que buscan el balance entre un sabor seductor y esas cosquillitas en la cabeza.

Cómo calcular
· Se supone que cada persona bebe a razón de 2 bebidas la primera hora, y una cada hora subsiguiente. Depende la botella, su rendimiento. Una botella de vodka, tequila, ron o whisky de litro resuelve unos 22 tragos (16 si es botella de 750 ml), ya que la medida tradicional de un shot es 45 ml.
· Si la fiesta incluye un brindis con champagne, una botella de 750 ml servirá entre 6 y 10 flautas (depende de si se llena o no la copa, por lo general para un brindis se sirve hasta la mitad, unos 75 ml). El rendimiento de una botella de vino es similar.
· Los mixers por lo general doblan o triplican la medida del licor. Por ende, por cada botella de licor calculá 2 o 3 botellas de su mixer correspondiente, y si dicha bebida además será consumida solo (por ejemplo, una gaseosa) agregá al menos 1 litro más en total por persona entre todos los líquidos no alcohólicos. Por lo menos un tercio de esos líquidos adicionales debería ser agua.
· Las guarniciones se calculan a razón de media unidad por invitado para naranjas, limas y limones, y el doble cuando se trata de frutillas, aceitunas, cebollitas, etc.

Cocktails

Para sorprender
· Probá servir los tragos en vasos inesperados, como frascos de mermelada, tazas antiguas, o vasos ornamentados. Sumá algunos sorbetes de colores. Las servilletas también pueden sorprender (admito: compro servilletas de papel cuando viajo, ya que en Buenos Aires todavía es difícil conseguir lindos diseños).
· Dejá que los invitados puedan preparar sus propias mezclas. A menos que uno de los anfitriones sea barman, es buena idea que todos puedan hechar mano a sus habilidades cocktelerísticas. Es divertido, todos se sienten como en casa y lo más importante es que genera conversaciones. Para facilitarles la tarea, no te olvides de incluir varios jiggers o vasos medidores. Los podés fabricar agregando unas líneas con marcador indeleble a un vaso de plástico, que indiquen las medidas más comunes: 30 ml, 45 ml, 60 ml, 75 ml.

Y ahora yo quiero saber: ¿cuáles son los tragos elegidos cuando hacés una fiesta en tu casa?

2 Kommentare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *