Hacer
comentarios 36

Con ustedes… ¡la agenda Happimess!

¡Qué emoción de madre primeriza tengo! Lo cual es un poco ridículo, ya que vengo editando agendas por un lado y mis dibujos por el otro hace un tiempo lo suficientemente prudente como para animarme a conjugar ambos en este pequeño proyecto personal: sí, mi primera agenda 100% mía.

A veces me han preguntado —cabecitas observadoras— como es que teniendo «la fábrica de la imaginación» tan a mi alcance, no me la paso autopublicándome mi propio material. Respuesta: no es tan fácil como parece. Primero, hay que encontrar tiempo para producir con intención y calidad. Para hacer esta agenda nos encerramos unos cuantos días —pinturas varias, mi wacom, la compu y yo— a escupir, desechar, recortar y reprocesar ideas. Descubrí que no puedo alejarme mucho del proceso porque en cuanto transcurren unos días, mi mano adopta otra actitud. Es inevitable. Me cambian los colores, los trazos, la mirada. Y la consistencia se me va por la tangente. Lo cual suena perfectamente lógico para una agenda que se llama «Happimess», ¿verdad?

Happimess_05_w

Llena de inspiración
Como el gusto por diseñar desde la funcionalidad emprendedoril ya me lo saqué con la serie de agendas Makers,  y el de viajar con la serie De Viaje, para la agenda Happimess quería encontrar un lindo balance entre inspiración y un espacio cómodo para escribir. Por eso van a encontrar que tiene 2 días por página —bienvenidas las letras grandes y las que necesitan las líneas con las horas indicadas—, excepto por sábado y domingo que ocupan un solo espacio: porque el finde está para no tener agenda, blanquiémoslo.

A lo largo de los meses van a encontrar algunas de mis frases favoritas —y otras que me parecían muy apropiadas como mensajes escondidos en las páginas de tu año, listas para sorprenderte en el momento justo— ilustradas con mucho amor. También van a encontrar más ideas y links los días domingo —ver párrafo anterior— para que googleen a los personajes que nombro, se animen a cocinar algo nuevo o investiguen. Es, como no podía ser de otra manera, una agenda con «muchas ventanas abiertas».

happimess_portada_w

Mi deseo es que sea tanto una agenda como un diario íntimo. Sueño con ver sus fotos de esas páginas llenas de color, carteles, más frases, garabatos, bocetos, planes divertidos, grititos de emoción, tickets de conciertos, manchas de café, dedos grandes y chiquitos, fotos impresas en impresora casera o sacadas con una moderna polaroid, mensajes de amor, hip hip hoorays autodedicados, stickers, pelos (¿quién no deja pelos en todos lados?) y todas esas cosas que hacen a la vida misma.

Happimess_01_w

Elige tu propia aventura
Hay dos formatos: tamaño mediano y tamaño pocket o de bolsillo. Ambas entran perfectamente en una mochila o cartera normal, pero la pocket es más liviana. Puntos para la que andan de acá para allá todo el día. Cada una tiene su opción de ilustración de tapa pero les cuento desde ya que en ambas van a encontrar los mismos contenidos. Sip, incluida la ilustración de tapa de la agenda mediana, que se encuentra en el interior de la agenda pocket también. Así pueden elegir el tamaño que les resulte más conviente sin sentir que dejan algo de lado.

La pocket tiene un diseño que rescata mi amor por el color amarillo —de público conocimiento y aparentemente de moda esta temporada— y por el ananá —¿casualmente? amarillo también— con un foil dorado que hace que los ananás sean dorado brillante y que dice beach party all year long pero también dice stylish motherf*.

HappimessPocket_02_w

En la mediana me perdí en una trama de cosas que forman parte de mi happimess o desearía tener: no tengo un pudú en mi casa —para tranquilidad de las autoridades guardaparques—, pero me parece el animalito más tierno del universo desde que ví uno en vivo cuando era muy chiquita. Son realmente mínimos, frágiles y bellos… y esa es una hermosa metáfora de la vida misma también.

De yapa o the perks!
Este año la agenda suma —no uno, no dos, sino…— tres novedades funcionales que me tienen saltando de alegría: un sobre para guardar documentos (yeaah! para las promos del supermercado, las recetas, esconder los tickets de compra caso que haya que realizar un cambio, y guardar todos esos papelitos que solo nosotras sabemos para qué sirven); una regla señalador que ahora es imantada (nunca jamás la perderás); y… ¡stickers!

Happimess_04_w

Podemos discutir el uso práctico de los stickers por horas. Para mi, su principal función es reanimar nuestro circuito neuronal infantil a través de la acción motora de elegir cuál vamos a usar, despegarlo, colocarlo en el lugar deseado y admirarlo unos segundos. Misión cumplida. Pero para las freaks de la funcionalidad —como yo— en la versión mediana agregué una tira de stickers de colores —del arco iris, dah!— para que los usen a la manera de post-its, o como señaladores de los meses que van transcurriendo. Simplemente pegan un sticker al comienzo del mes que está en curso (o uno por mes) sobre el filo de la hoja, la mitad del sticker sobre una cara y la otra mitad sobre la otra, envolviendo la hoja. Y listo, tienen un marcador, que es mucho más económico y hazlo tu mismo que si mando a troquelar carátulas con fichitas. Lo cual será posible en China, pero ya todos sabemos que Monoblock está hecho 100% en Argentina. Y acá de momento somos un poco más recatados. Igualmente es un lujo poder hacer una serie limitada de agendas a todo color, así que espero que la aprovechen (ya me fijé y no hay otra igual) y se hagan de una lo más pronto posible. Más allá de que les tengo fe porque quedaron tan pero tan linda que lloro, repito: es serie limitada. No hay muchas. Run, happimess, run.

happimess_vik_w

Si ya tenés la tuya, high-five virtual y compartí tus fotos con #agendaHappimess así las veo en acción. Obvio, ideas y sugerencias serán recibidas (hint: usen los comentarios). ¡GRACIAS gigantes por acompañarme en mi aventura! Espero que mi agenda sea buena compañera en las tuyas. ❤️

36 Kommentare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *