Comer
Leave a comment

Muffins rústicos de manzana y pera

Hoy es el cumpleaños de marido, pero hacer una torta entera para dos —más teniendo en cuenta que en cualquier momento Poroto puede decidir hacer check out de mi panza, con el consiguiente check in nuestro en la clínica— me parecía excesivo. Así que opté por unos ricos muffins caseros (y congelables), para sorprenderlo con un modesto festejo —velita de colores incluida— a su regreso. Les comparto la supermegafácil receta:

Muffins rústicos de Manzana y Pera

Ingredientes para 12-15 muffins
1 taza de harina de coco / reemplazo: harina integral orgánica, o te animás a fabricar tu harina de coco*
1 taza de harina fina leudante para repostería (o otra taza de harina integral orgánica)
1 cda de polvo de hornear
1 cdta de bicarbonato de sodio
1 cda de canela / chai masala (o 1 cdta de cardamomo en polvo)
1/2 taza de azúcar mascabo
1/2 taza de aceite de coco

4 huevos
2 peras
2 manzanas (¡orgánicas mejor!)
Esencia de vainilla
Opcional: nueces

Pasos
En una olla pequeña tapada, cociná la manzana y la pera en pequeños cubitos —no hace falta ser re prolija en el corte— con 1/4 taza de azúcar mascabo. No hace falta que agregues agua, simplemente mantené la olla tapada hasta que veas que hay un hervor con los jugos propios de las frutas. Luego destapá la olla así se reducen los jugos y se carameliza la fruta. Si tenés nueces picaditas, se las podés agregar al final para que se caramelicen también.

Mezclás en un bowl los sólidos: las harinas, el polvo de hornear, bicarbonato, canela o chai y 1/4 taza de azúcar. En otro bowl batí los huevos con el aceite de coco y la esencia de vainilla hasta que queden incorporados. Volcá los líquidos sobre tus sólidos y mezclá hasta incorporar: no hace falta batir ni lograr ninguna consistencia especial, te va a quedar una masa un poco sequita. Es por la harina de coco que absorbe mucha humedad. No te preocupes que ya llega la manzana al rescate.

En este punto, agregá las manzanas y peras caramelizadas. Incorporalos a la masa revolviendo en forma suave y envolvente, apenitas. Yo le sumé chips de chocolate blanco porque ¡estamos festejando! Rellená pivotines hasta 1/3 de altura (y un poquito más también, si usás harina de coco o integral orgánica no levan tanto). No tiene que quedar pareja la superficie. Yo uso moldes de silicona y pivotines de papel para evitarme tareas extra de limpieza. Llevá los muffins al horno —temperatura media— por unos 20 minutos. Dependiendo de tu horno, el tiempo de cocción puede variar, así que usá tu olfato.

Les puse rústicos porque vas a ver que con la harina de coco quedan bastante firmes por fuera, y  como los volcamos “así nomás” te van a quedar… rústicos. No tienen una apariencia perfecta, y me gustan así. Si querés sorprender con la presentación, podés hacer un topping con azúcar impapable y jugo de limón, o con un poco de crema y canela. Te recomiendo que hagas el topping cuando los servís, y si no te comés todos en el primer día, congelalos. Duran unos 3 meses, ¡solo tenés que calentarlos en el horno suave para que recuperen su ricor!

*Sobre la harina de coco leé al final de esta otra receta.

CompartíShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *