Celebrar
comentarios 1

Celebrar: cumpleaños con personalidad

Cocktails

Ya dije que amo festejar cumpleaños, míos o ajenos. Cualquier excusa que me arrime a una mesa en plan de saborear appetizers & apéritifs, siempre será bien recibida.

Mi amiga Hilary cumplió años estando en su país natal, Inglaterra, por lo que esperaba ansiosa su regreso para poder disfrutar de una velada festiva local (me hubiese encantado sorprenderla en Londres, pero no contábamos con tan abultado presupuesto). El plan era sencillo: una mesa sencilla, natural, tentadora, y una decoración que aporte ese toque de confetti que necesita un cumpleaños para reconocerse como tal.

¿Cómo armar una decoración sencilla? Cuando el festejo es alrededor de la mesa, lo ideal es contar con 2 o 3 acentos que pongan el mood. Mis favoritos son:

Vajilla Festiva: si tenés un juego de vasos, platos, bowls o cubiertos «especial», ahora es el momento de sacarlos a la luz. Si aún no, ¿qué estás esperando para adquirir uno?? No se trata de que sean onerosas piezas de porcelana y cristal. Lo que estamos buscando es sencillamente salir de lo cotidiano. He encontrado copas ornamentadas a precios increíbles en el supermercado de mi barrio.
Como alternativa, vale hechar mano a la vajilla de cotillón. Sí, esos platos de papel dorado van a aportar su mensaje de que esta mesa es una fiesta.

La mesa

Centro de mesa natural: nunca se agota el recurso de una flores frescas. Y si bien el sentido común nos hace pensar que es netamente femenino, se pueden hacer centros de mesa con suculentas, con hierbas, con hojas verdes atractivas, con ramitas… lo que aporta este recurso es un toque clásico y elegante, comunica que nos ocupamos especialmente de vestir la mesa y además nos pone en contacto con la naturaleza, que siempre invita al relax. Claro, si el encuentro es al aire libre, ¡mejor aún! Aún es válido el arreglo.

DSC_0237

Cotillón: no teman incluir elementos de cotillón para crear un clima festivo. Valen guirnaldas, confetti sobre la mesa, bonetes de cumpleaños. Pero eviten caer en el cotillón de licencia —excepto que se trate de una despedida de soltera guardaría el bonete de Hello Kitty— y en todo lo que parezca demasiado plástico y… barato. No hay otra forma de decirlo. Monoblock tiene unas guirnaldas de letras que son ideales (si vivís en Buenos Aires, podés armarte una frase a medida en el local de El Salvador 4833). Es mejor hacer confetti y unos bonetes con tus propias manos (aquí instrucciones!), o si no tenés tiempo, comprar un Party Box a medida (por ejemplo, en Parranda).

DSC_0194

La iluminación es otra de las herramientas que pueden moderar sutilmente el ambiente. Desde velas, veladores y hasta guirnaldas de luces —valen las de Navidad, of course— lo importante es anular cualquier luz fría o potente que pueda intimidar a los invitados. Si te parece que falta luz, antes de sucumbir a la idea de prender lo que, a efectos de nuestro mood, es el equivalente a un reflector de cancha, seguí sumando veladores y velitas. Pedí prestado a amigos o vecinos.

DSC_0211

La torta es otra protagonista que no puede faltar. Y acá propongo firmemente desplazar ya de una buena vez a la chocotorta. Lo sé, es fácil y rendidora. Y a todos les gusta. Pero como es tan fácil hacerla un día cualquiera en tu casa, ya perdió todo el encanto de Torta de Celebración. Es por eso que propongo desempolvar el libro de cocina —o googlear algunas buenas recetas, mi red favorita es Yummly!— y animarse a un bizcochuelo clásico con unas ricas cremas, frutas o un lemon curd. Y no escatimar en confites ni en velas, claro.

Mi receta para esta Torta Chai de Naranja rellena con lemon curd de frutillas, aquí.

DSC_0216

Con respecto a la comida, tengan en cuenta las preferencias alimentarias de sus invitados y no olviden incluir opciones livianas, vegetarianas o sin harinas. No hay nada más triste que ver a un invitado sonriendo tristemente frente a una mesa llena de cosas que no puede comer. Y vamos: ¿en verdad crees que podés cuestionar lo que una persona elige comer o no? Si estás invitado a una fiesta, sé un anfritión o anfitriona amoroso. Una fiesta es para brindar y brindarse.

Hablando del brindis: las mejores fiestas tienen una buena barra. No es solo sentido común, es un hecho probado históricamente. Consejos para armar una barra decente, pasen por aquí.

DSC_0181

Y por último, el regalo. Si se trata de una fiesta de cumpleaños es un punto esperado por el agasajado, aunque diga que realmente no le importa. Le importa. Pero lo que más le importa es que sea un regalo que diga que pensaste en él o ella. Hay miles de formas de regalar, aquí algunas ideas:

Para cumpleaños de 40, 50, 60…: un libro con los hitos de esa persona, y mensajes de sus amigos. ¿Te parece trillado? Pensá que cada historia personal es diferente. No es un regalo fácil, requiere coordinación y esfuerzo para poder reunir palabras y fotos de todos sus seres queridos. Pero es realmente inolvidable. Para imprimirlo, todavía no conozco un buen proveedor a nivel local. Pero me gustan los softwares de diseño online de Blurb y Lulu. Y para un libro únicamente de fotografías, la mejor propuesta es la de Artifact Uprising (amo todo su concepto, especialmente el nombre). Si comprar la impresión afuera y enviarlo es demasiado complicado, habrá que contratar a un diseñador local y utilizar los servicios de una imprenta digital. Pero tené presente que el costo puede ser aún más elevado que adquirir la copia con un servicio en el exterior.

Cuando está por iniciar un viaje (real, espiritual, una nueva carrera, etc): son momentos bisagra muy emocionantes. En vez de regalarle algo pasajero (como ropa), elegí un objeto que represente ese momento y sea eterno. Una nueva valija, un cuaderno de notas, una lapicera especial.

Cuando se acaba de mudar: lo lógico es querer ayudarlo a equiparse. A mi me gusta aportar en decoración, que es lo que en general queda relegado a una mejor situación presupuestaria. Cuadros enmarcados (como los wall arts de Monoblock, que son de tamaño estándar), almohadones como los de Cosa Bonita, un pequeño Herbario con una coqueta suculenta, o hasta una alfombra (me encantan las de Elementos Argentinos) son todas opciones que serán agradecidas al infinito. Prometo.

DSC_0257

Organizar una buena fiesta de cumpleaños puede ser agotador, pero hermoso. ¿Cuáles son sus consejos para una gran celebración?

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *