Comer
comentarios 1

Pan de banana #paleo

bananabread_cover

¡Finalmente! Lo sé. Me tomé un siglo para contarles cómo es que hago el famoso pan de banana con harina de algarroba que uso en reemplazo de otros panificados de trigo. Una vez que me decidí a dejar las harinas «sospechosas de atentar contra mi organismo» —cuestión que ya es bastante pública, desde que el suplemento Sábado de La Nación decidió contar con mi testimonio, y nos puso a Pablo y a mí en tapa—, me he convertido en una investigadora culinaria en materia de recetas Paleo. No es moda ni una ridícula obsesión, es que a mí personalmente me está cambiando la vida. Parece súper drástica la afirmación, pero la comida tiene mucho poder sobre nosotros. Piénsenlo: ¿cuántos son capaces de renunciar a su propio poder de voluntad frente a una pizza, un bizcochuelo, un pancito con manteca? Ajá.

bananabread3

Cómo decirte que no, querido pancito de banana…

En mi caso todo comenzó con el ya famoso plan Whole30, que recomiendo a todos, y al que le dedicaré un post con detalles muy sinceros de mi propia experiencia. Pero ahora, es momento de hablar del pan de banana. Yo le digo pan, ustedes pueden decirle budín. Papa, patata. Y para que vean que no soy una activista inflexible, les cuento que lo pueden hacer paleo (con harinas vegetales), paleo-friendly (con un mix de harina vegetal y de arroz) o versión regular con harina de trigo. O con la harina que tengan a mano, porque la verdad es que con esta receta siempre salís bien parado. Lo importante es que cocinen en su casa, con ingredientes que ustedes pueden pronunciar.

Pan de Bananaversión paleo

Ingredientes
–húmedos–
5 cdas de aceite de coco
3 bananas maduras
2 cdas de miel
2 huevos a temperatura ambiente
1 cdta de esencia de vainilla (opcional)
–secos–
1 taza de harina de algarroba
1 taza de harina de papa/harina de arroz integral (¡pueden probar!)
1/2 taza de fécula de mandioca o tapioca
2 cdas de cacao amargo (sin azúcar agregada, opcional)
1/2 cda de polvo de hornear
1/2 cda de bicarbonato
1 cdta de cardamomo en polvo (o una mezcla chai masala)
1 pizca de sal
nueces tostadas a gusto

Pasos 
-Preparar el molde. Yo uso un molde de pan o budín de 30 cm de largo, lo rocío con aceite vegetal. Se puede envolver con papel de cocina también. Pre calentar el horno a 180ºC (medio).

-Ya que prendiste el horno, tostar las nueces sobre una placa seca.

-En el bowl de la batidora poné los húmedos: las bananas cortadas a mano, la miel, el aceite de coco, la esencia de vainilla y los huevos (siempre partí tus huevos en otro bol pequeño para evitar que, si alguno está malo, te contamine toda la preparación). Podés prender la batidora en un movimiento mínimo.

-En otro bowl, mezclar los secos: harinas, fécula, cacao, polvos, sal. Antes de seguir, retirar las nueces del horno, ya deben estar listas.

-Con la batidora en marcha, volcar la mezcla de harinas sobre los húmedos. Cuando la preparación se ve homogénea, incorporar las nueces. Traspasar al molde y llevar al horno por 35 minutos. Cuando se cumpla el tiempo, introducí un palillo de madera para comprobar que salga seco. Si sale con restos de preparación pegados, es que aún le falta. Bajá el fuego a 135ºC y cociná por 25 minutos más, chequeando que no se queme. Usá tu nariz, es buena referencia.

No seas amarrete con las nueces que lo valen.

No seas amarrete con las nueces que lo valen.

Este pan de banana paleo tiene un tiempo de cocción largo, pero no te asustes porque queda muy húmedo y suavecito por dentro. El truco está en cuidar que el fuego no queme la parte exterior, que va a quedar firme y crujiente.

Otra aclaración importantísima: cuando uses harina de algarroba, el interior se verá VERDE. No es un efecto óptico, y no tiene gusto a espinaca. Es 100% banana con notas de cacao. Pero verde. Si tus ojos pueden vivir con eso, tu panza estará muy contenta. Y como por arte de magia, cuando pasen los minutos se verá cada vez más marrón.

¡El increíble Hulk de los panes de banana!

¡El increíble Hulk de los panes de banana!

Pan de Banana – versión normal

Ingredientes
–húmedos–
110 gr de manteca
3 bananas maduras
3 cdas de miel o 2/3 taza de azúcar
2 huevos a temperatura ambiente
1 cdta de esencia de vainilla
–secos–
1 2/3 taza de harina 0000
1/4 de cacao amargo (si usan dulce, reduzcan a la mitad la cantidad de azúcar)
1/2 cda de polvo de hornear
1/4 cda de bicarbonato
1 pizca de sal
1 cdta de canela
nueces tostadas a gusto

Pasos 
Son los mismos que para la versión paleo, con la diferencia que en 35-40 minutos de horno a 180ºC tu pan de banana estará perfectamente cocinado.

Ahora, ¡a invitar a merendar!

Ahora, ¡a invitar a merendar!

¿Qué cambia entre una y otra versión? En cuanto al sabor, poco: la versión paleo es naturalmente chocolatosa y dulce (porque la harina de algarroba tiene esas propiedades). En cuanto a lo que aportan los ingredientes, sí, hay diferencias. Les sugiero que investiguen la propiedades de la harina de algarroba y el aceite de coco por una parte, y lo que el azúcar en exceso y la harina de trigo podrían causarles. Y ustedes decidan cuál es su versión preferida.

¿Me cuentan si les gustó?

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *