Mamihood
comments 7

El secreto de los pañales de tela

Existen dos razones principales por las que quizás te interesaste (o alguien intentó interesarte) por los pañales de tela: tu presupuesto o tu ganas de vivir una vida más eco-responsable. La verdad es que en ambas áreas el impacto de los pañales de tela es interesante. Pero antes de sumergirme en los detalles, quiero contarles que con Astor los usamos desde su primer mes y estamos muy felices con esta decisión. Y tenemos trucos y anécdotas para compartir con ustedes. Pero vamos por partes.

¿Son los pañales de tela más económicos que los pañales descartables?
Sobre este punto hay sitios enteros dedicados a hacer cuentas matemáticas que llegan a cubrir con detalle qué cantidad de litros de agua y detergente se necesitan para lavar un pañal. Googleen y querrán extirparse el cerebro frente a tanta “vocación ingenieril” por defender o defenestrar el uso de los pañales de tela (oh sí, hay advocates en cada bando). El cálculo más extendido es que los pañales descartables son hasta 5 veces más caros que los pañales de tela si consideramos un uso de 2 años. Es que claro, hay muchos “dependes”. Depende en definitiva de qué pañales descartables uses en la comparación, cuántos pañales de tela compres, qué detergente, tu rutina de lavado y secado, qué lavarropas tenés, etc. En mi experiencia, el uso de pañales de tela no es más caro que el de los pañales descartables y los beneficios para el planeta y para Astor terminan de inclinar la balanza. Y creo que para que realmente sea más caro usar pañales de tela, tenés que tener una alta compulsión por el uso del lavarropas.

¿Son más ecológicos los pañales de tela que los pañales descartables?
Acá los defensores del pañal descartable dicen que la cantidad de agua que se necesita para lavar los pañales es muchísima (?) y que por lo tanto es más costoso para el planeta que tener un pañal cagado que no se biodegradará JAMÁS. Perdón, no “uno”, sino MILLONES. Montañas y montañas de cuadraditos rellenos de pis y caca que no van a parar a ninguna parte vs agua que puede ser repotabilizada porque estamos hablando de pis y caca y no de mercurio, claro.

No hay nada más lindo que un bebé en pañales… ¡de tela!

¿Qué otros beneficios tiene usar pañales de tela?
Hay estudios (nuevamente: googleen y entreténganse) que están buscando determinar si el calor que genera el pañal en la zona testicular puede afectar la fertilidad de los varones a futuro. Interesante. También es verdad que los pañales descartables utilizan químicos (blanqueadores y absorbentes) que quedan en permanente contacto con la piel sensible del bebé y pueden ser causantes de alergias. Pero más allá de este dato, voy a hablarles desde mi experiencia: Astor NUNCA se paspa. Y en parte esto es porque podemos darnos “el lujo” de cambiarle el pañal cada 2 horas sin llorar sobre la billetera: usar un pañal de tela no más tiene costo extra que su lavado. Y sobre lavar les quiero hablar. Pero antes permítanme agregar que los pañales de tela son efectivamente más frescos y sobretodo ¡más lindos que los descartables!

¿Me la voy a pasar lavando?
Por supuesto. Los bebés incrementan el uso del lavarropas en un 500%. Pero no vas a lavar mucho más que si usaras descartables: mi ritmo de lavado de pañales es de 1 lavado cada 2-3 días. Y lavo pañales y ropa, todo junto. Es claro para toda mujer con experiencia de madre que menos de 2-3 lavados semanales de ropa de bebé son imposibles. Bien, en un tambor de lavarropas de 5-7 kg entra TODO lo que necesitás lavar. Y pensá que el tiempo que estás lavando en tu casa, es tiempo que NO estás en la pañalera o el supermercado abasteciéndote.

Pañales marca “Flip”: una opción económica. En 7 meses de uso intenso comienza a mostrar un poco de desgaste en la tela de las presillas, pero únicamente en ese lugar.

¿Pero no hay que usar detergentes especiales?
No. El mismo detergente que uso para lavar mi ropa, las sábanas y toallas, etc, es el que uso para los pañales de Astor. (Empieza con S.) De hecho hay que usar la dosis recomendada para el lavado (y nunca menos) y un programa de lavado de al menos 2 horas que incluya un pre-lavado y 3-4 enjuagues. Y NUNCA pero nunca usar productos suavizantes porque “enceran” las fibras y anulan el poder de absorción de las telas. La regla con el lavado de los pañales es keep it simple: sencillo. Sin aditivos. Y regular. No es higiénico dejar un pañal sin lavar más de 3 días (incluso luego de prelavarlos).

¿Los pañales de tela no se manchan?
Si se lavan correctamente y se dejan secar al sol, no. No verás ni una mancha. Ni siquiera cuando el bebé tome suplementos de hierro. El sol es el verdadero aliado, por lo cual tené en cuenta que si no tenés acceso a colgar los pañales al sol quizás este sistema no sea el indicado. Obvio, si algún día está nublado no pasa nada, pero es necesario que en forma regular las telas tengan contacto con los súper blanqueadores rayos UV.

El mismo pañal, visto en su interior: ¡absolutamente blanco!

¿Pero entonces nunca hay que hacer ningún lavado especial??
En mi rutina de lavado hay 2 pasos regulares y 1 paso extraordinario. El primer paso regular es el primer pre-lavado del pañal para eliminar rápidamente los residuos de pis o caca. Si es pis es fácil: basta sumergir en agua y enjuagar 2-3 veces. Si se trata de caca yo utilizo un cepillo de cerdas de plástico para ayudarme en la tarea y un poco de jabón blanco para que ese pañal que queda “en cola” para su posterior lavado en lavarropas no quede hediondo, claro.
El paso extraordinario es opcional pero algunos lo recomiendan para extender la vida útil del pañal de tela (que se supone es equivalente al tiempo que vas a necesitar usarlos con un hijo). Se trata de un lavado con un producto especial creado por el fabricante de los pañales y que sirve para sacar los depósitos minerales que se van acumulando en las fibras. Es una mezcla de carbonato de sodio, borax y otros químicos que puede utilizarse sin riesgo mientras se respeten las indicaciones provistas.

Hablemos de lo que nadie quiere hablar. KK
El miedo principal de todo primerizo para encarar el tema pañal de tela es “qué pasa con la caca”. Lo primero para decir es que vas a ver y manipular la misma cantidad de caca con un pañal descartable o uno de tela. Lo que cambia es la rutina, pero la caca estará presente en tu vida. Así que amiguémosnos. Una de las formas de amigarse con la idea es adoptar el uso de los liners: piensen en un rollo de papel de cocina, pero hecho de fibras de bambú. Se corta una hoja y se pone sobre la capa absorbente de tela. Voilá: ya tenemos red atrapa caca. A la hora del cambio de pañal simplemente se descarta la hoja y se prelava el pañal en el lavadero con total facilidad. Es totalmente biodegradable yeah!

El famoso amigo “liner” que se encarga del trabajo más difícil.

La verdad: ¿nunca se pasa el pis? ¿No hay desbordes con los pañales de tela?
Un bebé activo puede perder algo por la entrepierna si lo dejamos estar demasiado tiempo sucio, por supuesto. O si tiene diarrea. Esto pasa con los pañales descartables también. Pero es una rara ocasión. Algunos padres se quejan de algunas marcas de pañales de tela porque las entrepiernas no están bien diseñadas y ven demasiadas pérdidas (yo nunca tuve este problema). La solución suele ser cambiar de modelo de pañal. Y en cuanto a la absorción y el pis, es sencillo: los pañales hay que cambiarlos cada 2 horas. Sean descartables o de tela. Es lo más higiénico: previene paspaduras y también infecciones urinarias.

¿Se puede usar pañales de tela toda la noche?
Hay algunos modelos que permiten extender el uso toda la noche, como los modelos ONE de Grovia que son más robustos. Sino se pueden usar boosters o doublers (más abajo les cuento que son) como refuerzos. Es cuestión de probar, porque no todos los bebés se mojan igual durante la noche, pero definitivamente es posible usar pañales de tela de noche.

Los pañales híbridos tienen dos partes que se juntan entre sí a través de presillas plásticas que no incomodan al bebé. Son muy fáciles de pre-lavar.

Hay muchísimos diseños de pañales de tela. Entonces, ¿cuál es el mejor para mi?
Después de mucho investigar me volqué hacia los híbridos. Los híbridos se llaman así porque el shell —calzón o cubierta— está separado del módulo interior —soaker o inserto—, y permite que selecciones entre insertos de diferentes telas o descartables biodegradables (de eso te cuento más abajo). Son el sistema más modular, permite reutilizar los shells (el inserto se lava en cada uso), son más “livianos”, más sencillos de prelavar (se desprende el inserto y se lavan ambas partes por separado) y el calzón se puede usar también como un pañal para nadar. Para un principiante puede parecer la opción más complicada pero en realidad es la que más te permite amoldar el pañal a las distintas situaciones de uso y ver cuál es tu forma de usar los pañales de tela.

Otros modelos disponibles son:
Pockets: es el mismo concepto que los híbridos, 2 piezas que se combinan, con la diferencia que el inserto absorbente va adentro de un bolsillo del calzón. Así como suena, sí, son un poco más complicados porque hay que ensamblarlos. Y cuando llega el momento de prelavar, lo que está sucio es el calzón y no el inserto. Pero hay que remover el inserto para limpiar el calzón. Y ahí es donde se puede poner un poco más complicado.
All-in-One: cubierta e inserto en una sola pieza. Se tira todo adentro del lavarropas. Está bueno cuando ya le enganchaste el timing a tu bebé y sabés que ese pañal es, con una seguridad del 99%, un pañal de pis. O sea: no vas a tener que estar sacando caca de recovecos. El diseño es más compacto y los botones son a los costados, por lo que son más agraciados para usar debajo de la ropa. No son muy cómodos para bebés recién nacidos o muy pequeños, te conviene esperar a que tenga 5 kg para usarlos. Son mi próxima compra.
ONE: los tiene Grovia y también algunas otras marcas. Son como los all-in-one con la diferencia de que vienen más robustos, con la posibilidad de añadir un soaker —el mismo que usas para el sistema híbrido— que da el mayor nivel de absorción. Ideal para la noche.

¿Qué tipo de telas se usan para hacer los pañales de tela?
Hay telas sintéticas (poliester, modal, fleece) y hay opciones en bambú, lana y algodón orgánico certificado. Cada opción tiene una función especial, un nivel de absorción y cuidados particulares para el lavado. Por ejemplo: los shells son de materiales sintéticos resistentes al agua. Pero los insertos pueden venir en micropolar (súper suave y absorbente), algodón, lana. El algodón se desgasta más rápido que el poliéster y la lana necesita lavarse con más cuidado. Pero la lana es muy absorbente e ideal para bebés con pieles hiper sensibles. Ante la duda, lo mejor es probar varios materiales y descubrir qué se adapta mejor a la piel del bebé y a nuestras costumbres.

El híbrido con interior descartable en bambú biodegradable.

Cuántos pañales de tela se necesitan
Esta respuesta depende de cómo será tu plan de uso de los pañales: si vas a tiempo completo o parcial. Ahhh claro, es que usar pañales de tela no te impide usar también descartables. Este truco me lo enseñó la mamá que me introdujo en este mundo con un gran consejo: la idea no es volverte loca. Te tiene que funcionar, costo sobre beneficio.
Uso total implica que siempre usas pañales de tela: de día y de noche, cuando estás en casa y cuando salís. Esta opción implica un equipo muy comprometido con la causa, porque llegará el momento en que otro tendrá que cambiar a tu bebé (padre, tía/abuela, niñera, maestra jardinera) y debemos contar con su ayuda en forma voluntaria y con resultados correctos. Es difícil que los astros se alineen tanto.
Uso parcial es cuando determinás que hay situaciones en las que usar un pañal descartable te ahorra explicaciones, caras de pañal (por qué no), andar acarreando un bolso con contenidos olorosos (claro, porque pañal que no se descarta en el medio de un shopping ¿a dónde va a parar sino a una bolsa plástica?). Y en general cuando no querés lidiar con la posible sorpresa de un “número 2” en un mal momento.

Para uso parcial yo recomiendo arrancar con al menos 12 cubiertas y misma cantidad de insertos. Para uso total es necesario un poco más: 18 a 20 cubiertas e insertos será suficiente para sumergirse en este mundo con un stock inicial correcto. Esto da un ritmo de lavado de 2-3 días. Si tu lavado es cotidiano podés manejarte con menos insertos (10), pero tené en cuenta que el impacto de uso sobre cada pañal también será mayor. Los fabricantes recomiendan un stock total de 24 a 36 pañales para un uso full por al menos 2-3 años. Mi propuesta es que arranques con la cantidad suficiente para tenerlos en rotación 6-9 meses y luego compres más pañales en el formato, marca y sistema que te haya resultado más conveniente. Yo arranqué probando 2 marcas diferentes y ya sé cuál es mi favorita.

Mis aliados en la aventura: soakers (refuerzos), liners (atrapa kk), ointment (o crema para prevenir paspaduras).

¿Qué otras cosas necesito?
Lo básico es ganas y tiempo. Ganas porque si el tema de generar una diferencia en tu bolsillo, el planeta y la derrière de tu bebé no despierta tu interés en lo más mínimo, no creo que sumarte a la moda de pañales con telas de diseño logre mantener tu compromiso. Y en cuanto al tiempo, no es realmente mucho más cuando la rutina del lavado se solapa con tus lavados habituales o innegociables. Básicamente es el momento del prelavado el que define el partido. Si te bancás que a la hora de cambiar el pañal con caca la cosa no termine en arrojarlo a un cesto, y te animás a prelavarlo en el momento, listo. You’re in the team. Si por el contrario pensás que es de jipis andar sacando caca de un trapo… bueno, voy a dejar que tu propia experiencia te revele que eso va a suceder de todos modos. Quizás no a diario, pero ya te vas a encontrar rasqueteando la entrepierna del body favorito. Y cuando de pis se trata, el timing es más generoso, no hace falta que prelaves en el acto, podés juntar 2 o 3 pañales y prelavar todos juntos.

Sin embargo existen algunos ítems que te pueden hacer la vida más fácil. Paso a listar:
Boosters o Doublers: son una tira más de tela absorbente que se coloca sobre el inserto para extender el nivel de absorción y que el pañal te tire 5 horas en vez de 2 o 3. Sirven para la noche especialmente, si sos de esas madres que tienen energía para cambiar un pañal a las 3 o 4 de la mañana.
Liners: ya hable de estos. Si alguien sabe de una marca local o importador, avise. Por el momento yo los compré online en la página de Grovia.
Wetbag o Bolsa plástica para trasladar pañales sucios (y ropa): SkipHop tiene cambiadores que vienen en set con una bolsa plástica multipropósito. No estoy segura si ese modelo en particular se distribuye en el país. Sino, las bolsas de Espinaca Bag Lab son una excelente alternativa (y además tienen bolsas para hacer las compras que son imbatibles).
Bálsamo para paspaduras “pañal de tela friendly”: resulta que no todos los bálsamos son buenos con los pañales. La explicación: si deja residuos de aceite el pañal se encera y pierde absorción. Por eso conviene comprar uno específico. Yo uso el de Grovia, es maravilloso y tiene un aroma increíble.
Insertos descartables para pañal de tela (para la heavy user): sí, esto existe. Son convenientes para esas situaciones en las que sabés que te va a tocar cambiarle el pañal on the go, y que necesitarás no cargar con el inserto de tela maloliente (por la cantidad de tiempo que transcurrirá, por la imposibilidad de prelavarlo, etc.) por lo cual, para la paz mental de mami lo mejor es un descartable. Podés usar el inserto descartable y luego reemplazar por el inserto de tela sobre el mismo shell o calzón de tela. Un poco menos de bultos y estos descartables sí son biodegradables. De nuevo, los mios son de Grovia, pero podés conseguir de otras marcas en EEUU.

Los interiores descartables son muy parecidos a un pañal descartable, pero con la diferencia de que son biodegradables. También se comercializan en EEUU pañales biodegradable enteros. Como verán, ¡es una opción de lujo!

¿Qué de todo esto recomiendo? En principio les recomiendo que arranquen con lo mínimo: pañales híbridos con sus insertos en el material que prefieran, el bálsamo para proteger la piel de paspaduras y una bolsa plástica. Si pueden hacer un upgrade, iría por los liners y luego los boosters. Los descartables son un eco-lujo absoluto.

“—Trabajo y mi bebé va a una guardería/jardín. Es imposible para mí.”
Hey, ¡no tan rápido! Si bien en la semana es probable que no puedas usarlos en la guardería o el jardín (preguntá, pero es muy probable que no te den una mano con esto), todavía tenés muchos momentos en los que sí vas a poder aprovecharlos: durante las primeras o últimas horas del día, durante la noche (tené en cuenta que necesitás los modelos más reforzados), y los fines de semana. Quizás estás pensando que el fin de semana es para disfrutar y no para andar prelavando pañales. Es verdad. Pero esto no es más que un hábito, cuando encuentra el lugar en tu rutina no es realmente mucho más trabajo. Te lo prometo. Y tenés la satisfacción de estar colaborando en dejarle un planeta más limpio a tu bebé.
Si lo que te preocupa es la rutina de lavado, recordá que mientras los prelaves bien no hay problema con lavarlos con el resto de la ropa del bebé, baberos, mantas, etc. Así que aún usando solo 2 o 3 pañales de tela por día, podés hacer lavados cada 2 o 3 días.
Si vas a seguir una rutina de uso parcial muy moderada (findes o solo 1-2 pañales al día) de todas formas trata de tener al menos 8 pañales, para que no sea tan grande el desgaste y no te sientas tan urgida en lavar. De esos, al menos 2 pañales que sean reforzados para la noche (o sumá un par de doublers).

Otro plus: ¡las cubiertas son excelentes pañales de agua! Basta remover el inserto y listo. Al agua pato pato pato. Te evitás comprar pañales waterproof que son caríiiisimos.

Bien: hasta aquí llegamos con el resumen. ¿Cuál es el secreto de los pañales de tela? Que son mucho más fáciles de usar que lo que pensaste. Que no agregan mucho más trabajo a tu rutina de lavado. Que te van a hacer ahorrar mucho dinero mientras protegés el culo de tu bebé y al planeta. Entonces, ¿te vas a animar a usar pañales de tela? Me encantaría que me cuenten en los comentarios si ya son usuarios, si lo están evaluando, qué miedos tienen, etc. Si de casualidad pasa por acá un fabricante de pañales de tela, puede dejar la información también que lo investigaremos! Y bienvenidas las experiencias y recomendaciones.

¡Las y los leemos! (Con Astor, por supu.)

 

CompartíShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on LinkedIn

7 Comments

  1. Clara says

    Me viene justo este post, estoy empezando a pensar en incursionar en este tema. Tal como describiste vos, yo volví a trabajar hace un mes y mi hijo va a guardería donde no van a colaborar con el tema panales de tela; por lo tanto mi uso seria parcial.
    De los modelos de GroVia, que tipo de cierre te funciono mas? Hoop and loop o snap? Yo creo que me inclino por snap, pero escucho tu experiencia!
    Mil gracias!!

    • Vik Arrieta

      Yo elegí los snaps porque me parecía más sencillo que el hoop & loop. No tuve ningún problema, no se rompen para nada, son bien firmes y el bebé no los puede desprender. A la hora de colgarlos al sol, simplemente los cierro de una presilla y chau! Qué bien que quieras usarlos parcialmente!!

  2. Cecilia says

    Muy bueno el post, estoy de 5 meses y medio y la verdad había pensado esta opción, pero vi tu publicación en Instagram, me vine a leer y lo estoy pensando. Los busqué en ML y la marca Grovia está casi mil pesos por pañal, vos todo lo compras por afuera? porque no soy muy ducha que digamos con las compras por el exterior, y si hay que empezar con un stock de 10 aprox, es un presupuesto!

    • Vik Arrieta

      Hola Ceci! Yo los compré por internet en la página de Grovia, y como verás los precios son otros. Sé que hay marcas locales que no tienen precios imposibles como los que viste en MercadoLibre. Dos caminos: averiguar si hay envío a Argentina (sacarlos de aduana es un tema también, pero entiendo que ya no sería imposible) o contar con algún amigo o familiar que pueda traértelos (atenti otros países de Latinoamérica tienen más marcas y opciones, averiguá en Chile), o averiguar las marcas locales. En cuanto tenga más info sobre marcas locales, completo el post y te aviso.

  3. Dana says

    Todavía no tengo hijos pero, como hace 4 años me pasé a las toallitas de tela (que tienen un sistema similar) y me funcionan genial, tenía curiosidad por el tema de los pañales, en especial sobre la limpieza de la kk. Excelente post, me respondió todas las dudas! Con las toallitas fui probando diferentes marcas y formatos hasta encontrar las que me resultaron mejor. Hace 6 meses empecé a usar la copa menstrual y es extraordinaria! Es cuestión de ir animándose a probar estas nuevas opciones ecológicas que hay disponibles! :) Gracias por la información!

  4. Irene says

    Hola Vik! Gracias x compartir tu experiencia! Voy a ser mama primeriza y simepre soñe c usar pañales ecológicos.
    Tengo familia q viajara a eeuu en unos meses y quisiera q me recomiendes q pedio generoso puedo hacerles, tantonde pañales como refuerzos, cermas o las telas de bambu! Vi la phina de Grovia y no me queda claro, el Hibrido es el q mas ta va a vos? Es el q tiene el absorbente q se saca y se pone?
    . No entiendo la diferencia entre el “all in one” y el O.N.E. Me podras dar una mano, por favor! Gracias y bendiciones a Astor! Irene

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *